Descripción

Mis amigos de Perros sin Fronteras me han llamado Barney, antes ni tendría nombre. Mi vida ha sido muy dura, las cicatrices de mi cara y de mi cuerpo os lo pueden contar, aunque los perros no hablemos, los perros sufrimos, y sufrimos mucho.
A pesar de todo tengo esperanza, en perros sin fronteras me han dicho que se acabó el sufrir, que van a poner todo de su parte para encontrar un hogar,
un sitio donde viviré seguro, sin nadie que me maltrate, salir a dar paseos, dormir calentito. Comida segura, visitas al veterinario cuando me toque y sin pulgas ni garrapatas.
Ay no puedo imaginar tanta felicidad, si consiguiera un hogar…. prometo fidelidad hasta el final de mis días, cuidarte y quererte, caminar a tu lado, hacer mis mejores gracias, soy un perro de tamaño pequeño, tranquilo, noble, dulce y cariñoso. Por favor, no miren mis cicatrices, miren mis ojos y si conmueven un poquito su corazón, abran su hogar, contacto info@perrossinfronteras.org

Cart